Richard Oribe .com

Richard estrena vehículo

Richard Oribe estrena vehículo JOTI DÍAZ jotidiazfacil@net.es El campeón paralímpico donostiarra cuenta con una silla motorizada eléctrica con carrocería, para desplazarse a los entrenamientos. Richard Oribe es uno de los mejores deportistas guipuzcoanos. Entre sus éxitos destacan varias medallas de oro paralímpicas y títulos mundiales. Para él, la natación no tiene secretos. Habitualmente entrena todos los días de la semana, mañana, tarde y para ello se desplaza hasta la piscina Yoldi, en la zona deportiva de Anoeta. Seguro que muchos de ustedes lo han visto en su gran triciclo por los bidegorris de la ciudad. No falla a un entrenamiento, aunque llueva a cántaros y por ello en ocasiones ha sufrido fuertes resfriados. Para solventar este asunto, sus padres bucearon por internet y encontraron una empresa americana que fabricaba en Taiwán una novedad mundial, sillas para discapacitados y para personas mayores, carrozadas. Es eléctrica, tiene una autonomía de 50 kilómetros y alcanza una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora. La comercializan en color rojo, pero Richard, muy donostiarra y forofo de la Real Sociedad, la quería azul y por ello tuvieron que esperar dos meses más de los previstos para recibirla. Nos citamos en su casa y muy orgulloso con su vehículo posó para mi compañero José Ignacio Usoz. Richard cumplirá el próximo día 22 de este mes 34 años. Me cuentan sus padres Gonzalo Oribe y Rosa Lumbreras y su hermana Patricia, que se está preparando con mucha ilusión para las paralimpiadas de Pekín, que se celebrarán entre el 6 y 17 de septiembre. Antes, en la segunda quincena de este mes, confirmará su buen estado de forma en el campeonato de España que se celebra en Barcelona. Su entrenador Javier de Aymerich, el médico Enrique Pérez de Ayala de Policlínica y el nutricionista Ricardo Sáez cuidan de él. Aymerich prepara los entrenamientos del campeón, que acude a Anoeta con sus amigos Iñaki Irastorza e Iñaki Erauskin. Un grupo unido, que ayuda a Richard en el trabajo diario. Ahora prepara las distancias de 50, 100, 200 metros libre y los relevos de 4 x 50. Distancias que domina bien, y sueña conseguir las medallas de oro. Es una espina que se quiere quitar, ya que en las Olimpiadas de Grecia sólo volvió a casa con una medalla de plata y una de bronce por culpa de una inoportuna bronquitis. Le gustaría repetir el éxito del mundial de 2006 en Durban (Suráfrica), donde se colgó al cuello 3 oros y 1 plata. Una de las mayores preocupaciones de Richard es la marcha de la Real Sociedad. No falta a los partidos de Anoeta, siempre acompañado de sus amigos Andrés Cabrera, Alex Baguer, Oscar Zabaleta y Javier del Río. Ha vivido y vive con preocupación los últimos años del equipo y considera que hay que trabajar mucho para ascender a Primera División. Siempre ha tenido muy buena relación con Alberto López, ese gran portero, ahora en las filas de Valladolid y con Miguel Fuentes, primero siendo jugador y más tarde presidente. Con el presidente actual Iñaki Badiola coincide en algunas ocasiones en la piscina de Anoeta, pero nunca ha hablado con él. Como buen deportista, Richard se cuida mucho. Es muy metódico y ordenado en los horarios y obligaciones. Sigue prácticamente la vida de un profesional y asegura que tiene cuerda para rato. Cuenta con el apoyo de Kirolgi, el Gobierno Vasco y también le patrocina la firma americana Solgar. Pronto tendremos noticias de él en el campeonato de España y esperemos que a mediados de septiembre vuelva a casa cargado de medallas tras disputar las paralimpiadas de Pekín.
Konporta Kirol Elkartea

Colaboradores